venTEAlcine, cine adaptado al autismo

El cine es un ocio estupendo. Se puede hacer en familia, es asequible, todos tenemos un cine más o menos cerca, la cartelera cambia cada semana… Es genial, ¿no?

 

¿Por qué hay que adaptar el cine?

Pero, ¿y si la oscuridad te asustara? ¿Y si el volumen de la película te hiciera, literalmente, daño? ¿Y si los espacios nuevos, cerrados, las colas de gente, los olores fuertes, te resultaran incómodos? ¿Y si no entendieras el lenguaje en el que están escritos los carteles que indican dónde está el baño? Todas estas cosas les pueden pasar, y les pasan, a algunas personas con autismo. Ir al cine puede ser una tortura, y para sus familias, un estrés horrible. Y sí, muchas, muchas veces, renuncian a ir al cine. Renuncian a un ocio cómodo, barato, y muy divertido.

 

El cine en las personas con autismo

En la Fundación Quinta creemos que el ocio de las personas con TEA no depende sólo de la entidades que trabajan con personas con discapacidad –como nosotros-, sino que es responsabilidad de la sociedad a la que pertenecen. Hace dos años hablamos con los Cines Zoco de Majadahonda, les contamos todo esto, y nos dieron la mano. Y juntos, sin fallar un solo mes durante el curso lectivo desde julio de 2017, hemos organizado una sesión de cine adaptado que se ha convertido en una referencia a nivel nacional. Y lo más importante: hemos hecho de una sala de cine convencional un espacio de ocio inclusivo para las familias de personas con TEA. O sea, hemos cogido un cine ordinario, hemos programado una sesión ordinaria, y les hemos dicho a esas familias que tanto miedo tenían: Venid, que os ayudamos a que vuestros hijos estén a gusto. Pusimos las entradas a 4,5€ y la máquina de palomitas a todo tren, un poquito de luz ambiente, el volumen más bajo, una zona de descanso y otra de juegos por si alguno quería salir, y…

Y lo que ha pasado es que desde que pusimos en marcha el proyecto cientos de familias se han beneficiado de él. Tanto, que algunos ya no necesitan venir a nuestras proyecciones, porque han conseguido perderle el miedo al cine y lo disfrutan por su cuenta. Madres y padres de personas con TEA han encontrado un entorno seguro en el que compartir inquietudes, éxitos y experiencias. Y por qué no, estamos haciendo pedagogía, y dando visibilidad a un colectivo que, a pesar de ser muy numeroso, es muy desconocido.

Parece una idea sencilla pero para llegar hasta ella ha tenido que pasar mucho tiempo. Tiempo para reconocer el derecho que tienen estas personas al ocio. Tiempo para considerar que puedan disfrutarlo en contextos normalizados. Y también ha tenido que pasar mucho tiempo para que la sociedad madure y garantice el acceso de las personas con TEA a los servicios y equipamientos de ocio que hay en la comunidad a la que pertenecen. Es la punta del iceberg de un proceso del que todos salimos beneficiados.  ¡Ganamos todos!

Sólo daros las gracias por estas iniciativas. Nuestros niños las necesitan.

Padre de un niño de 8 años con TEA

La actividad me ha parecido genial. Mi hija
ha ido al cine, pero esta vez haestado muy a gusto. No le ha asustado la
película, ni el volumen. Las actividades de descanso han sido estupendas.

Madre de una niña de 5 años con TEA

Me parece una gran iniciativa, muy interesante para los peques y para los padres de chavales más mayores que no se atrevan por si la lían. Quita mucha ansiedad que puedan levantarse y salir, y que no pase nada, ni proteste la gente. Agradecí mucho que no hubiera tráilers y comenzaradirectamente la peli.

Madre de una niña de 7 años con TEA

venTEAlcine en los medios

Cadena SER

Entrevista Hora 25. Periodismo a la carta

La 2

Entrevista en el programa Para todos la 2

Radio Madrid

Entrevista en Hoy por Hoy Madrid

Majadahonda Magazin

Artículo en la sección de Ocio y cultura

El País

Reportaje en la sección Familia

¿Tienes alguna duda, o alguna sugerencia?

Consentimiento